VIBORAS
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Lugares atacados - Evitando accidentes - Caracteristicas sobre las viboras mas comunes de la Argentina
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

YARARA

De las víboras venenosas que habitan en el país es la que mayor cantidad de accidentes provoca. Es de color amarronado o grisáceo, pupila vertical, foseta loreal (órgano termosensible ubicado a ambos lados del hocico, entre el ojo y la nariz), y manchas arriñonadas (en medialuna o cuadrangulares). Aunque hay variaciones como la yarará crucera (o de la cruz), que mide unos 150 cm y presenta sobre la cabeza líneas formando una cruz blanca; la yarará chica es similar a la descripta pero un tanto mas pequeña; y la yarará ñata es de hocico respingado y vientre amarillo con manchas marrones.

En todos los casos los dientes inoculadores son solenoglifos (retráctiles, guardados dentro de vainas mucosas), y parecen dos agujas hipodérmicas.
Los accidentes que producen pueden ser mortales, ya que el veneno es:

de acción proteolítica (destruye tejidos).

coagulante (provoca hasta incoagulabilidad sanguínea).

hemorrágica (por lesión de vasos sanguíneos).

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CASCABEL

Es una de las mas grandes y temibles, llega a medir entre 1,50 y 1,80 m. y a pesar unos cuatro kilos. De color grisáceo, amarillo pálido o castaño, con rombos marrón grisáceo de bordes blancos aperlados. Sólo ataca en defensa propia o al presentir una amenaza, previo a hacer sonar su cascabel en señal de alerta. No busca y persigue sus presas, mas bien permanece inmóvil y enroscada al acecho (posee hábitos nocturnos). Cuando una posible víctima se acerca, levanta la cabeza y parte del tronco para buscar con la vista, el olfato (mueve su lengua bífida tratando de identificar los olores) y las fosetas loreales. Mediante este último termorreceptor capta las ondas infrarrojas existentes a su alrededor y obtiene una imágen calórica (o termoimágen) que complementa la información visual obtenida.

Gracias a sus fosetas loreales puede prescindir de la vista y el olfato para atacar. El veneno es de acción neurotóxica (que da origen a parálisis motoras), también es coagulante (lleva a la incoagubilidad sanguínea). Todo esto puede llevar a la muerte si no se trata al paciente a la brevedad. La velocidad de ataque es asombrosa, en menos de un segundo desenvaina su dentición solenoglifa, muerde inyectando su veneno y se retira enroscándose hasta aguardar que las toxinas hagan efecto en su presa, por lo general roedores y rara vez lagartijas. Debido a la dieta poco variada y a sus predadores (aves rapaces y animales carnívoros de gran tamaño), permanece oculta entre los pastizales de las llanuras, en cuevas abandonadas, bajo grandes piedras, o en troncos huecos en estado de descomposición. Al comienzo del otoño su metabolismo se aletarga por cinco o seis meses, período durante el cuál no consume agua ni alimentos. A causa de su cascabel recibe otros nombres como campanita, sonajero, viborón.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CORAL

Es pariente americana de la cobra asiática. Es un animal tímido que no suele atacar al hombre ni a ejemplares de gran tamaño. Sólo se defiende cuando es molestado o acosado de manera insistente. Su boca alcanza escasas dimensiones y gracias a eso no se registran numerosos accidentes. Cuando muerde se mantiene aferrada a la víctima unos pocos segundos para garantizar la inoculación del veneno. Las toxinas actúan sobre el sistema nervioso central (acción neurotóxica exclusiva) y entre los primeros cinco a veinte minutos los síntomas se hacen notar.
En la zona de la mordedura hay mínimo dolor y adormecimiento. Desde ese lugar el compromiso motor y sensitivo se hace progresivo con parálisis de los músculos intercostales, del diafragma, faciales, faringolaríngeos (crisis de sofocación, salivación, dificultad para tragar), oculares (caída de párpados, parálisis de los movimientos oculares), parálisis respiratoria y copapso periférico, pudiendo llevar a la muerte por parálisiscardiorrespiratoria.
Modalidad de ataque: si el enemigo es peligroso y ella no puede huir o esconderse, oculta su cabeza entre los anillos del cuerpo y levanta la cola enrollando el extremo, que mueve simulando ser la cabeza. De esta forma distrae la atención de su contrincante, a quien sorprende con un ataque certero en el momento preciso.

A continuación damos datos de una regla general de la que en ningún caso hay que confiarse, porque siempre hay excepciones que las confirman.

CORAL VERDADERA
CORAL FALSA
Tienen anillos negros completos alrededor del cuerpo.
Los anillos son incompletos y el vientre blanco.
La dentadura es proteroglifa (dientes inoculadores acanalados).
Dientes no acanalados.
Cabeza pequeña sin estrechamiento a la altura del cuello.
Cabeza más grande y cuello de menor diámetro
Tienen un número impar de anillos negros cada dos anillos rojos.
Número par de anillos negros cada dos anillos rojos.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NO VENENOSAS

Son boas y culebras que no ofrecen peligro de muerte ante sus mordeduras. Producen accidentes traumáticos a nivel psicológico, ya que los boídeos cazan y matan a su presa por constricción y asfixia. Ejemplos de esta especie son las ñacanimaes y las curiyús. Todas son inofensivas y poseen dentadura aglifa (no cuentan con acanaladuras que conduzcan veneno), pero poseen una increíble fuerza constrictora.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

EN CASO DE MORDEDURAS

El herido debe permanecer tranquilo y en reposo. No hay que intentar capturar al animal, ya que puede volver a morder. Las víboras, como yarará o cascabel, pueden saltar aproximádamente la mitad de la longitud de su cuerpo para atacar. Si el ejemplar fuese muerto, llevarlo junto con la víctima para su identificación, evitando el contacto con los dientes pues puede producirse inoculación pasiva de veneno. A fin de facilitar la salida de toxinas es viable efectuar una presión suave con los dedos en el lugar donde se produjo la mordedura. No chupar la herida. Lavar con agua y jabón la zona de hincamiento de los dientes. Nunca realizar torniquetes, cortes, ni ninguna maniobra en el sitio de la mordedura. Tampoco ingerir bebidas alcohólicas (sí beber abundante agua para mantener una buena diuresis). Transportar a la víctima de manera rápida a un centro asistencial para la aplicación del antiveneno específico: las toxinas pueden producir la muerte en menos de seis horas.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

EVITEMOS ACCIDENTES

Hay que usar siempre botas de caña alta o borceguíes al transitar por zonas rurales o selváticas. Vestir pantalones de lona con botamanga ancha, y calzarse guantes de cuero grueso para realizar tareas en sitios de potencial presencia de serpientes (manipular leña, trabajos rurales, desmonte, etc.). No introducir las manos en los huecos de árboles, nidos, leñeras, etc. Cuando ello sea necesario, insertar primero una rama. Llevar siempre un palo horquillado y de ser posible, perros de compañía. En caso de ir con chicos, cargarlos sobre los hombros. Por último, a cielo abierto no dormir sobre el suelo, mantener la zona libre de malezas y combatir los roedores en las regiones aledañas a las viviendas y a los galpones.
CUIDADOS BASICOS:

1) Ante la necesidad de introducir la mano en el agujero de un tronco, primero es conveniente insertar un palo.

2) Aunque la víbora esté muerta no hay que tocar los dientes con los dedos.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

BOTIQUIN

Antes de realizar un viaje con potencial riesgo de contacto con ofidios es conveniente averiguar cuáles son los centros asistenciales más cercanos con provisión de antiveneno. En nuestro país hay un Programa Nacional de Ofidismo encargado de la distribución a las provincias de dicho material. En caso de que el viaje sea a lugares alejados de centros urbanos o a zonas de difícil evacuación hay que conseguir suero antiveneno liofilizado. Se necesita un mínimo de cuatro y deberá recibirse asesoramiento sobre su reconstitución y uso adecuado por parte de un profesional con experiencia. La ventaja de este suero no requiere heladera como el traicional de presentación líquida. La aplicación de un suero antiveneno debe ser específica para neutralizar el veneno del animal agresor, ya que no hay neutralización "cruzada". En todos los casos es conveniente agregar al botiquín medicación para el tratamiento de una eventual reacción alérgica (adrenalina, corticoides, antihistamínicos, todos inyectables), ya que los sueros antiofídicos se fabrican a partir de plasma equino. Tener en cuenta que de ocurrir un accidente es primordial trasladar a la víctima a un centro asistencial en forma inminente. Sólo en caso de extrema necesidad se realizará la aplicación del antiveneno sin la presencia de un profesional del equipo de salud.

 

Por Guillermo Alfonso